Versiones estenográficas

Versión estenográfica de la entrevista al doctor Ricardo Monreal, realizada por Óscar Mario Beteta, para “En los tiempos de la radio”, de Grupo Fórmula.

ÓSCAR MARIO BETETA: Vamos a platicar, y siempre me da mucho gusto hacerlo con don Ricardo Monreal. Ricardo, muchas gracias. Buen día.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Qué tal Óscar Mario. Un saludo a todo el auditorio, a tus colaboradores, a todos los que nos escuchan en muchas partes del país y fuera del país. Un abrazo.

ÓSCAR MARIO BETETA: Igual, don Ricardo. Ahora sí, dígame: ¿cómo lo presento hoy?

DOCTOR RICARDO MONREAL: Ciudadano.

ÓSCAR MARIO BETETA: Común y corriente. ¿Ciudadano común y corriente o qué?

DOCTOR RICARDO MONREAL: Ciudadano, porque ya no soy senador, ya no soy aspirante, ya no soy nada.

ÓSCAR MARIO BETETA: No, hombre. Ya no sabemos.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Estoy en el limbo. Bueno, soy maestro universitario.

ÓSCAR MARIO BETETA: Maestro universitario. Catedrático de la Universidad.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Catedrático de la UNAM a mucho orgullo.

ÓSCAR MARIO BETETA: A mucho orgullo. Bueno, a ver, ¿dónde estamos, Ricardo?

Entonces vamos a escucharlo como analista político con esa enorme experiencia que tiene y ese historial tan sólido en lo personal y profesional.

¿Dónde estamos y hacia dónde vamos en este concurso por la Presidencia de la República? Como analista, ¿eh?, como analista; no como morenista, ni candidato, ni probable candidato ni esas cosas. A ver, analista primero y luego ya entramos a usted.

DOCTOR RICARDO MONREAL: De acuerdo. Yo creo que estamos en un momento crucial de la vida institucional de México.

Veo que está muy fuerte Morena, que a pesar de esta vicisitud o aparente escisión; no aparente, existente escisión de Marcelo Ebrard en este momento, aún así Claudia Sheinbaum surge con fuerza y surge con la mayoría de los aspirantes levantándole la mano y reconociendo su triunfo. Es decir, una gran legitimidad.

Eso es desde mi punto de vista, que se enfrenta a la candidata del Frente, que también tiene lo suyo y que están luchando por crecer. Si en este momento hubiese elecciones, no me queda ninguna duda que estaría obteniendo el triunfo rotundo Claudia Sheinbaum, sí, Claudia Sheinbaum. Pero el Congreso tendrá; el Congreso no sé. Ese es el fondo de la discusión.

Yo creo que ellos saben que la presidencia -me refiero a los opositores-, que la presidencia es muy difícil que le quiten, le arrebaten o le ganen a Morena.

Ahora se van a concentrar en la Ciudad de México y en algunos distritos y en la disputa por el Congreso de la Unión para poder quitarle la mayoría a Morena y a sus aliados.

Será una lucha fuerte, de estrategia y de inteligencia y que obviamente nada está escrito.

Ahora, está un tercer elemento, que es Marcelo Ebrard. Marcelo Ebrard ha generado una expectativa positiva, aunque no termina por definir su ruta, ha hecho una inteligente táctica de oponerse y de inconformidad que la ha llevado al terreno jurídico-electoral al impugnar los resultados ante la Comisión de Honestidad y Justicia.

Lo que él espera es que le resuelvan desechando o declarando improcedente la demanda y él al final acudir al Tribunal Electoral en búsqueda de que se le protejan sus derechos políticos que considera vulnerados.

Ahí es donde el Tribunal agotará y decidirá si hay o no posibilidades de reponer el procedimiento. Yo creo que no porque la instancia interna fue firmada y se llevó a cabo dentro de las propias autoridades internas del Partido.

Sin embargo, él lo está intentando y lo va a agotar en el Tribunal Electoral.

Yo creo que Morena no debería subestimar el efecto que puede generar Marcelo hacia afuera, y Marcelo pudiera convertirse en un tercer candidato, dos mujeres un hombre, abanderando a otro Partido, que además queda MC.

Aunque MC también tiene sus propias circunstancias internas, sus propias, diría yo, sus propios infiernos y no será tampoco ninguna comodidad o bienvenida pletórica o alegre su llegada, porque están inscritos ahí tanto Samuel García, que es el gobernador de Nuevo León, incluso el coordinador de los diputados de Morena, un joven inteligente, por cierto, de Zacatecas, el diputado Máynez.

O sea, sí creo que tiene Movimiento Ciudadano sus propios personajes y personalidades y, en ese sentido, creo que puede generarse un gran proceso en el que Morena, desde mi punto de vista, va a ganar la elección del 24 a la presidencia y la oposición se va a centrar en la Ciudad de México y en distritos y Senado de la República para poder lograr ganar la mayoría.

Esa es para mí la estrategia más clara, que avizoro por la experiencia que tengo y que se van a concentrar ahí.

ÓSCAR MARIO BETETA: Oiga, entonces está diciendo usted, don Ricardo Monreal, y si no me corrige, que prácticamente Xóchitl Gálvez tiene perdido este concurso, esta contienda, porque va contra, a ver, y le pregunto, ¿eh?, ¿contra una elección de Estado con todo el dinero, con todo el poder, con toda la influencia, con todo el control y con 23 o 24 quizá gobernadores y gobernadoras?

DOCTOR RICARDO MONREAL: Mira, has hecho tú un relato interesante. Yo no lo diría de esa manera.

ÓSCAR MARIO BETETA: No, pero le pregunto, empataría con lo que estamos diciendo o no.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Yo lo que te digo es que va a ser una elección muy clara en donde Morena, en tal sólo 10 años, ha logrado estar en este momento gobernando la mayoría de estados del país, 23 ya, con el del Estado de México 24, la próxima semana, o esta semana más bien, el viernes o el sábado tomará protesta Delfina Gómez, un Estado extraordinario.

Entonces tiene el Estado de México y la Ciudad; yo veo la Ciudad de México más complicada en donde sí hay una oposición orgánica, real, espontánea y que después de veintitantos años de gobernarla la izquierda, también hay los intentos de refrescarla o de buscar alternancia política también la hay.

Pero yo sí veo a Claudia Sheinbaum muy fuerte, mi querido Óscar Mario y auditorio, veo imbatible a Claudia Sheinbaum. Yo creo que ella tiene, en este momento, un promedio de 50 puntos porcentuales de preferencia electoral efectiva y lo va a mantener, porque es inteligente, la he visto con un perfil más cuidadoso, más tolerante, más inclusivo.

Yo creo que ella sabe la necesidad que tiene de tener que acercarse a sectores. Yo siento que los hemos estado perdiendo, o si no perdiendo al menos se está alejando: clases medias, empresarios nacionalistas, académicos, intelectuales, asociaciones religiosas y también medios de comunicación; comunicadores, reporteros, analistas políticos, campesinos, incluso trabajadores y trabajadores.

Creo que ahí necesitamos, y yo ahora lo digo como militante de Morena, acercarnos a sus causas y tratar de encabezarlas y resolverlas.

Pero nos hemos alejado para mí muy lamentablemente de ellos que muchos de los mismos nos dieron el triunfo en el 2018. Pero para mí Claudia tiene un alto nivel de ganar la elección del 2024 y yo me inscribo en un simpatizante que la va a respaldar en donde se pueda y como se pueda.

Porque mira, 23 estados; yo sé lo que es eso. Hace seis años…

ÓSCAR MARIO BETETA: Perdón, Ricardo. Deme tres minutos. No quiero que lo atropelle la guillotina. Estoy platicando con Ricardo Monreal.

(Pausa)

ÓSCAR MARIO BETETA: Regreso a platicar con don Ricardo Monreal. Él se define o autodefine ahora, después de todo este proceso, como catedrático universitario.

Pero bueno, luego me dice qué va a hacer después de que termine con esta reflexión que hacía Ricardo Monreal.

Pero a ver, dice usted, y le están preguntando del auditorio. Lo voy a poner en mis palabras.

Dice: “Ricardo Monreal, mira: la candidata Claudia Sheinbaum está bien y tan fuerte que lo de -lo estoy poniendo en mis palabras-, que lo de Xóchitl Gálvez prácticamente es una derrota anunciada.

“Porque Xóchitl Gálvez, o la oposición, no podrá ir o luchar frente a una conocida, reconocida candidata, que aparte cuenta con todo el apoyo del Estado, todo el poder, la popularidad y el cariño que goza el presidente Andrés Manuel López Obrador que apoya a Claudia Sheinbaum”, obviamente.

“Y como titular del Poder Ejecutivo, no podrá ir contra todo el dinero que tiene el Estado Mexicano o el gobierno para influir -y lo voy a decir así-, y controlar, controlar todo este proceso. Y, número cuatro: 24 gobernadores y gobernadoras que van a ofrecer toda su estructura en apoyo también de Claudia. Entonces le diría a Xóchitl Gálvez ni para qué compites”. Don Ricardo.

DOCTOR RICARDO MONREAL: No tanto así.

ÓSCAR MARIO BETETA: Bueno, casi, casi, casi.

DOCTOR RICARDO MONREAL: No tanto así. Pero mira: yo le tengo respeto a Xóchitl, la conozco bien, viene de abajo, viene de atrás y yo no lanzaría las campanas al vuelo ni tampoco aseguraría que sería solamente testimonial o un día de campo la elección. No, no tanto así.

Pero déjame hacer la reflexión en conjunto, como tú lo has hecho ahora con mucho cuidado.

Primero. Para ganar una elección se requiere estructura y se requiere representatividad.

En este momento quienes tienen estructura muy sólida, los partidos que la tienen desde hace ya varios años son Morena, en primer lugar, que tiene comités de organización territorial llamados COT, una cantidad importante que el Partido paga de sus prerrogativas.

Tiene, además, una estructura de comités seccionales en cada una de las secciones electorales. Y tiene capacidad de movilización.

Se ha demostrado una y otra vez cuando los asistentes llenan el Zócalo cada vez que se convoca.

Entonces se requiere, para ganar, estructura y representación y los únicos que la tienen es Morena en demasía, y bien organizados, y yo te diría un poco; un poco el PAN.

El PRI ya no lo sé, porque el PRI está en una crisis severa, no lo digo con gusto, lo digo con preocupación porque yo soy de los partidarios de fortalecer al régimen de partidos.

Y el PAN, su voto es más ciudadano, volátil, les gusta opinar y votar en su momento cuando la elección llega, pero no es un voto organizado pues, no es un voto movilizado, y lo vimos en la elección del 21 aquí en la Ciudad de México, donde yo estuve, donde yo voto, en donde había largas colas de personas que votaban y muchos de ellos eran opositores a la 4T.

Entonces son votos que no movilizas, pero sí actúan el día de la elección.

Entonces, no tienen estructura o no la tienen tan actualizada y para eso se requiere, y para eso el triunfo requiere de ese tipo de estructuras.

Y otra cosa, Óscar Mario. Quiérase o no, de manera legal, o incluso no tan lícita, que ojalá y no suceda, están los gobernadores y las gobernadoras.

Es una cantidad impresionante que no recuerdo, salvo el PRI, el PAN nunca, pero salvo el PRI llegó a tener todos, 30, 31, 32 estados del país del PRI, pero salvo el PRI, el PAN, en su mejor momento, llegaría a tener 12 o 14, no sé, en su mejor momento, cuando gobernó Vicente Fox y Felipe Calderón, estarían en 10, 12 gobernadores, o hasta 14, no recuerdo bien, tendríamos que revisar los antecedentes.

Pero nadie había llegado en la etapa contemporánea a tener 24 estados del país. De los estados más numerosos, poblacionalmente hablando, más poderosos, económicamente hablando, hablo de la Ciudad de México, del Estado de México, de Veracruz, de Puebla.

Es decir, de lugares significativos. El norte, Sonora, Sinaloa, salvo Chihuahua y Coahuila, Durango, que son el lunar por el PAN y el PRI, pero incluso en estos estados Morena como marca está muy arriba.

Ya cuando le pones candidato baja Morena y en estados como Guanajuato incluso, o Yucatán, Morena está muy arriba como marca, incluyendo también Jalisco; no está tan abajo, te diría, Movimiento Ciudadano 42; Morena 36. O sea, está competitivo, Óscar Mario.

Quiere decir que hay una estructura territorial, pero también una base de movilización social política y que se convierte en movilización electoral cuando así lo decide el Partido.

ÓSCAR MARIO BETETA: Oiga, con base a su experiencia y analista. Ricardo, esto que dices es bien interesante, y lo han cuestionado, y lo han sugerido mucho del auditorio.

¿Cuál sería entonces la diferencia? ¿Por qué un candidato, un personaje pues hasta entonces desconocido, pudo romper con la alternancia y la hegemonía del PRI durante 80 años ganando la elección del 2000, léase Vicente Fox, y ahora no tiene ninguna de esas, de acuerdo a lo que usted señala y muchos otros, Xóchitl Gálvez?

¿Por qué Fox, desconocido, tal, tal, tal, rompe con 80 años y Xóchitl Gálvez no puede ahorita, o no podrá ahorita?

DOCTOR RICARDO MONREAL: Es buen pregunta, es muy buena pregunta. Yo viví ambas. Viví la del 2000, porque yo era gobernador electo en el 98, y viví la del 2000.

Yo creo que la alternancia política, la primera, se debió, primero, a que había un Movimiento que logró desatar desde el 88, Cuauhtémoc Cárdenas y la izquierda, aquella Corriente Democrática cuyo principal protagonista fue Cuauhtémoc, Porfirio e Ifigenia Martínez.

De ahí se desató un Movimiento durante casi 12 años y para mí los beneficiarios fueron Vicente Fox, que supo encabezar una rebelión ciudadana e irrumpió electoralmente en México ganando la elección.

Pero ahí no fueron capaces de contener esta irrupción, por no decir rebelión ciudadana.

Sin embargo, creo que hubo un no cumplimiento de compromisos y acuerdos y no es sino hasta 20 años después, 18 años después, cuando irrumpe otro movimiento que se venía ya preparando, cocinando, o deliberando desde 20 años atrás, el de Andrés Manuel López Obrador.

Y ahí era imposible que le ganaran. Y eran, fíjate, en el 18 no teníamos la cantidad de gobernadores que hoy tenemos, tendríamos dos o tres simpatizantes y con mucha dificultad, porque incluso ellos no aplaudían ni tenían el apoyo total para el licenciado López Obrador.

Pero son fenómenos. No quiere decir que no se desate un fenómeno con ella. Pero yo lo veo complicado porque tengo 42 años viviendo este tipo de fenómenos.

Y creo que uno de los instrumentos principales que no puede nadie cuestionar es la política social del Presidente, que normalmente su efecto dura cuando menos dos décadas.

Y la política social del Presidente tiene raigambre y tiene arraigo popular por lo que será muy difícil que ellos sientan que pueden optar por un Partido distinto al que les ha generado esa política social.

O sea, estoy hablando de realidades, no estoy hablando ni de estrategias fantasiosas, ni de especulaciones u ocurrencias. Estoy hablando de lo que ocurrirá realmente.

¿Por qué el presidente López Obrador está tan aceptado popularmente? Para mí, es la política social.

¿Por qué en el 2000 hubo la alternancia política con Vicente Fox? Porque había un Presidente no identificado con su Partido. Había un Presidente, Ernesto Zedillo, que, con aquella frase de una sana distancia, abandonó, o no quisiera decirlo tan brusco, pero no se interesó en el Partido, en su movimiento que logró después del asesinato de Colosio, sustituirlo.

(Pausa)

ÓSCAR MARIO BETETA: Regreso con don Ricardo Monreal como politólogo, maestro universitario y todo lo demás que ya sabemos.

Bueno, como estratega político, don Ricardo, querido Ricardo. A ver, palabras más, palabras menos, le preguntaron de auditorio, y esto es recurrente y se me hace siempre interesante, y alguien lo hizo hace como tres semanas, pero es recurrente.

Dicen. “A ver, por qué si Fox pudo terminar con la alternancia de 80 años, la hegemonía del PRI, no puede Xóchitl Gálvez con Morena y la popularidad y la fortaleza de Andrés Manuel López Obrador”.

Y yo creo que ya nos está contestando desde su análisis, perspectiva, experiencia, Ricardo Monreal.

Entonces, dice Ricardo Monreal: “Mira, yo creo que está muy bien para la democracia en este país, pero el concurso de la presidencia con la candidata Xóchitl Gálvez es la crónica de una derrota anunciada”.

¿Y por qué una derrota anunciada? Pues por todo lo que sabemos que es la condición en la que llega, bueno, otra mujer conocida, apoyada, reconocida, fuerte, como es Claudia Sheinbaum, con todo el apoyo del Estado, todo el poder, popularidad, cariño, que del que goza el presidente López Obrador.

Pero no sólo como Presidente sino como personaje todo el dinero del Estado Mexicano para influir y controlar el proceso y los resultados, porque eso así es, es una realidad, y, bueno, le sumamos 24 gobernadores y gobernadoras que le van a ofrecer toda su estructura a Claudia Sheinbaum.

Entonces, dice usted: “la diferencie entre el 2000 y el 2024 es básicamente que el expresidente Zedillo pues no sólo no gozaba de todo lo que tiene ahora el presidente López Obrador, sino él se aleja, se distancia del PRI”.

Y quizá para como pensaba Ernesto Zedillo, pues consideraba, yo creo que positivo o necesario, romper con 80 años del PRI o del PRIato, ¿no?

Entonces, ¿es el personaje presidente de la República con su partido, a diferencia de un personaje que no gozaba con la popularidad del actual y sin su partido, en otras palabras, un partido muy débil y un presidente a favor del candidato de la oposición?

DOCTOR RICARDO MONREAL: Sí, en efecto. Aquí se conjuntan muchas cosas, Óscar Mario.

Por eso para mí la decisión de la Presidencia de la República es muy clara.

ÓSCAR MARIO BETETA: Al día de hoy; al día de hoy.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Al día de hoy. Pero mira, yo conozco estos antecedentes y precedentes. Tendría que ocurrir algo muy grave para que Claudia descendiera en el nivel de aceptación.

ÓSCAR MARIO BETETA: O ganara en otras palabras por las buenas, no gana, está diciendo eso usted.

DOCTOR RICARDO MONREAL: No. Yo estoy diciendo que la alcancen en su nivel de aceptación y en su nivel de no sólo repuntamiento en las encuestas; es muy difícil.

Y en los ocho meses, cinco meses, o nueve meses que restan, lograr ascenderla y rebasarla matemáticamente, científicamente es muy complicado.

ÓSCAR MARIO BETETA: A Claudia Sheinbaum.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Es muy complicado que rebasen a Claudia, siquiera que la alcancen, aún con todos los problemas que se pueden presentar.

A mí me preocupaba el proceso interno. Para mí el proceso interno salió bien. Para mí el proceso está legitimado. Y para mí el que esté avanzando ella va consolidando su fuerza electoral. Para mí, repito.

Creo que la oposición, sin abandonar a Xóchitl, no estoy diciendo eso, pero se van a concentrar en los lugares que se pueda ganar.

Congreso de la Unión, que esa es la segunda etapa, y Ciudad de México, que sienten que son competitivos y que sin van juntos pueden dar la sorpresa, según ellos, en la Ciudad de México, donde ya en el 21 se perdió por Morena nueve alcaldías, y si hubiera sumado la oposición, que ahora está junta, quizás se hubieran perdido más y la propia Ciudad.

A eso le apuestan. Por eso la lucha de ellos por obtener la candidatura en la Ciudad de México de este bloque opositor va a ser muy fuerte, mucho más que la candidatura presidencial que obtuvo Xóchitl.

La lucha se va a encarnizar, más no quiero decir encarnizar, va a ser una disputa más cerrada Óscar Mario, la que realice por la Ciudad de México el Bloque Opositor, pensando en que probablemente ahí esté la posibilidad de ganar la Ciudad de México y el Congreso empatarlo y que Morena no tenga mayoría calificada o mayoría absoluta.

ÓSCAR MARIO BETETA: ¿Y cómo ve este proceso Ricardo Monreal? ¿Ya le dieron la bendición para ser el candidato o no?

DOCTOR RICARDO MONREAL: No, no, no.

ÓSCAR MARIO BETETA: ¿Todavía no? Todavía no.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Mira, las enseñanzas de la vida son interminables y por eso yo estoy muy tranquilo.

ÓSCAR MARIO BETETA: ¿Pero en esa tranquilidad cómo va?

DOCTOR RICARDO MONREAL: Mira, yo logré dos cosas. Una, participar en un momento clave de mi vida, pero estoy consciente que la correlación de fuerzas en la toma de decisiones cambió a partir del jueves con el traslado, entrega del Bastón de Mando simbólico sí cambió la toma de decisiones.

Y entonces creo que la decisión ya la tomó la doctora Claudia y no creo que esté yo allí en esa posición.

ÓSCAR MARIO BETETA: A ver, ¿está diciendo que ya no lo van a dejar concursar por la jefatura de Gobierno? ¿Ya no?

DOCTOR RICARDO MONREAL: Mira, tengo que decidir, porque mira…

ÓSCAR MARIO BETETA: No, pero es que no va a decidir usted, Ricardo.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Se va a repetir el fenómeno. Gran parte de la gente, ¿por qué tendría que votar por mí si me sentían alejado del Presidente de la República?

Si yo tuve dos años quizá discursivamente alejado de él por mi posición personal, por mi independencia, por mi criterio sobre la Constitución y la defensa férrea de la Constitución me alejó del Presidente, y porque no acepté en su momento ser el responsable de la debacle electoral del 21.

Eso me alejó del Presidente, lo digo con toda responsabilidad, y me alejó también de la base de Morena.

Entonces, por qué ellos votarían por una persona como yo, sienten que estoy alejado del Presidente. Ellos se fueron con la persona que creían que estaba cercana al Presidente porque de esa manera la militancia y los simpatizantes piensan que le ayudan al Presidente, optando por la gente cercana al Presidente.

Lo mismo va a ocurrir en la Ciudad de México. ¿Por qué votarían por mí si hay una persona muy cercana a la doctora y obviamente con una intención más arriba? Porque la ven o lo ven muy cercana a la doctora, si votar por él, optar por él es como ayudarle a la doctora.

Entonces ya sería un segundo suicidio y yo ya no estoy dispuesto a ir a otro suicidio. El suicidio primero estuve de acuerdo y traté de dar lo mejor de mí.

Agradeciendo por cierto a todos los que creyeron en mí. Lo hice con sinceridad, lo hice con autenticidad, recorrí pueblos, más de 100 Asambleas Informativas. Traté de que mi propuesta fuera muy sensata.

ÓSCAR MARIO BETETA: Sí; todo. Pero ya no va a ser masoquista.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Pero la gente decidió que no.

ÓSCAR MARIO BETETA: Bueno, es realista, más que masoquista.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Soy realista. La gente me dio una votación muy baja, del 6.5 por ciento.

Por qué tendría que repetir cuando veo que la ciudadanía no está en ese proceso de apoyarme y volver a una situación en donde hay una persona cercana a la doctora.

ÓSCAR MARIO BETETA: A ver, como catedrático universitario, porque eso le da mucha más amplitud para poder constar sí o no. A ver, entonces: dice Ricardo Monreal, pero dígame, tiene razón, sí, ya o no:

“Claudia Sheinbaum, por todo lo que dije, no me apoya para ser candidato de Morena para concursar por la jefatura de Gobierno, es Omar García Harfuch”. Dígame: “sí; eso dije”. Dígame, Ricardo.

DOCTOR RICARDO MONREAL: No, yo no puedo decir eso.

ÓSCAR MARIO BETETA: No, no, cómo no; cómo no.

DOCTOR RICARDO MONREAL: No; no puedo decirlo porque…

ÓSCAR MARIO BETETA: Bueno, pero usted ya no; usted ya no. Pero, a ver, usted ya no, usted ya no.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Pero mira, yo tengo respeto por todos, tengo respeto por todos. No quiero meterme porque ya bastantes problemas he tenido y ahora quiero dedicarme a la paz tranquila, la paz terrenal, a escribir, a tus comentarios, que me siguen permitiendo cada ocho días hacerlos, a mi vida privada, a cumplir algunos compromisos editoriales, a decir cumplí.

Y agradezco mucho a la gente que me ayudó. Pero también tengo que saber; el político tiene que saber sus momentos, y tiene que saber cuándo sirve y cuándo no.

ÓSCAR MARIO BETETA: Pero hoy Ricardo Monreal se corta la coleta, se corta la coleta de la vida política en este país.

DOCTOR RICARDO MONREAL: No, no tanto. Nunca me voy a retirar de la política.

ÓSCAR MARIO BETETA: No tanto. Pero va a estar ahí en el ruedo. ¿Cómo se dice?

DOCTOR RICARDO MONREAL: Así es. Pero digo, el que dice que se va a retirar de la política es falso. Quizás ya no sea servidor público, pero político voy a ser toda mi vida, en la Academia…

ÓSCAR MARIO BETETA: Bueno. ¿Se descarta como candidato a la jefatura de Gobierno, Ricardo?

DOCTOR RICARDO MONREAL: No lo sé todavía.

ÓSCAR MARIO BETETA: Pero casi, casi, casi.

DOCTOR RICARDO MONREAL: Pero estoy viendo. No soy hombre de señales y no soy un suicida.

ÓSCAR MARIO BETETA: ¿Va a ser hombre o mujer el que concurse?

DOCTOR RICARDO MONREAL: No, no lo sé. Tendría que preguntarle…

ÓSCAR MARIO BETETA: Si es hombre, dijo usted, es Omar García Harfuch. Bueno, más o menos.

DOCTOR RICARDO MONREAL: No, yo no digo nada.

ÓSCAR MARIO BETETA: Y si es mujer, ¿quién?

DOCTOR RICARDO MONREAL: No, yo no sé.

-o0o-